30 de junio

He llegado a Chicago. Todo ha ido sin problemas. He pasado el control de seguridad, el equipaje está bien y no he tenido complicaciones con la facturación, aunque en Madrid tuve que pagar 75€ por la bicicleta y en USA he tenido que pagar 100$. Escribo esto mientras espero el vuelo a Anchorage