4 de julio

Hoy he dejado atrás Livengood, un antiguo poblado minero hoy prácticamente deshabitado. Con él, he dejado también la Elliot Highway, adentrándome en la Dalton Highway.

Cada día esto está más complicado. Ya he empezado la parte de la Dalton Highway que no está asfaltada y, además, me estoy encontrando con unas rampas durísimas. La carretera está todo el rato subiendo y bajando, no hay un trozo llano, y es realmente agotador. Cuando las rampas han llegado al 11-12%, sobre este terreno pedregoso, no me ha quedado más remedio que empujar la bicicleta. Teniendo en cuenta que el equipaje son unos 55 kg y la bici y el carrito representan 20 kg más, ya os podéis imaginar lo duro que puede llegar a ser ir empujando 75 kg de peso por unas cuestas como estas en una pista no asfaltada, con temperaturas rondando los 29ºC y con viento en contra con ráfagas de hasta 37 km/h.

Tras el recorrido de hoy me he quedado un poco desanimado y lo veo muy complicado. A ver si mañana puedo alcanzar el Yukon River y allí descansar un poco más y pensar un poco...

Y mañana parece que se acerca una tormenta...


View Larger Map